La polenta, la bella polenta…

La polenta es un alimento que se populariza en Argentina con la inmigración italiana de fines de S XIX. En el norte de Italia la polenta amarilla es una tradición de añares, a base de la clásica harina de maíz. El cereal fue traído por Colón desde América a fines del 1496. y se cultiva en tierras Lombardas desde el S XVII. Muchas comidas diferentes podés hacer a base de polenta  y sorprender con tu imaginación. Debo destacar que son platos aptos para personas con celiaquía e intolerantes al gluten. Y que no son preparaciones bajas en calorías, aunque ya sabés que todo depende de la porción y de asociar tus comidas con una porción generosa de vegetales.

Te dejo tres ideas para cocinar polenta.
 
1- PIZZA DE POLENTA
Una pizza de un sabor poco explorado, muy fácil de preparar. Sólo se necesita polenta (de cualquier tipo, cocción rápida o común). Preparada normalmente con agua hirviendo, sal y un poco de leche.
-Una vez terminada, ponela en un molde para pizzas y dale forma.
-Dejala enfriar y después llevala a la heladera para que tome consistencia.
-Sacala de la heladera y listo. Tenés una «masa» de polenta. Preparala como una pizza normal.


 
2- POLENTA RELLENA
El relleno será a tu  gusto (jamón, carne, verduras, queso…)
– Prepará una polenta pero no la hiervas del todo: dale consistencia de masa.
– En una fuente untada con un poco de aceite. Ponés una primer capa de polenta.
– Sobre esta capa vas colocando la primera parte del relleno elegido. Repetís el proceso hasta tener tres capas.
– Ponele tiras de queso en la parte superior metelo al horno (precalentado) hasta que se gratine. Y listo.

3- BASTONCITOS DE POLENTA AL HORNO

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 220 gramos de polenta
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal al gusto
  • 1 cucharada de mezcla de hierbas secas: albahaca, orégano, tomillo….

Preparación

  1. Añadís el agua a una cacerola y dejala hervir. Baja el fuego y rociás la polenta sobre el agua, revolviendo para evitar hacer grumos. Sin dejar de mover cocinás un par de minutos, verás que espesa muy rápido. Ponele sal (con discreción), la levadura y las hierbas elegidas y mezclas muy bien.
  2. Colocás la mezcla a un molde aceitado (oliva, mejor) y dejás enfriar en la heladera 1 hora.* Desmoldalo y cortá en bastones. Rebozá los bastones en una mezcla de 1 cucharada de levadura, 2 cucharadas de polenta y 1 cucharadita de hierbas provenzales. Hornealas a 180 grados por 15-20 minutos, hasta que queden dorados (puede ser menos tiempo, depende mucho del tamaño de los bastones).

Nota:

Si no vas  a comerlos en el momento, guardá la masa en la heladera, en el molde. Dura sin problema varios días.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para llegar al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Podés contar con nosotros!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Envianos tus consultas por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y te contestamos.

Cuando la epidemia pase, te esperamos personalmente!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s