Unos Malfatti “bien hechos”

Cuenta la leyenda que los Malfatti nacieron en la época del renacimiento, cuando a un cocinero lombardo se le ocurrió cocinar unos ravioles «sin masa», o sea, sólo el relleno

Los malfatti son  una especie de ñoquis que no llevan papa y se elaboran, generalmente, a base de ricotta mezclada con algún tipo de verdura, habitualmente espinacas  

Si traducís Malfatti: son, literalmente, “mal hechos”. Calma, no hay manera de que esta pasta casera salga mal. Siempre que tengas en cuenta un par de cosas; la primera es que, para poder hacer la masa como correspone, una vez cocidas las espinacas deben escurrirse muy muy bien. La segunda va por el mismo camino: la ricotta es un queso que suele tener algo de suero y, para esta receta, es conveniente eliminarlo en la medida de lo posible. Con dejarla escurrir en un colador de malla fina o de tela durante un rato será suficiente.

La salsa que los acompaña es la que se te ocurra, la tradicional es la salsa de tomate o con una mezcla de manteca y salvia.

Ingredientes

Para 14 malfatti aproximadamente

  • ½ cebolla
  • 30 g de manteca
  • 400 g de espinacas frescas
  • 200 g de ricotta
  • 60 g de queso rallado
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de harina de maíz
  • Nuez moscada
  • Sal

Preparación

Pelá y picá la cebolla finita. Rehogala en una sartén con la manteca a fuego muy suave para evitar que esta se queme.

Lavá y cortá en trozos grandes las espinacas. Cuando la cebolla comience a verse traslúcida, añadile las espinacas a la sartén y tapás para que se cocinen al vapor con su propia agua. Si es demasiada cantidad para el tamaño de tu sartén, andá añadiendo espinacas crudas en tandas a medida que se van cocinando.

Una vez estén blandas y su verde sea un tono más oscuro, retiralas de la sartén y picalas bien finas con un cuchillo. Dejá enfriar y luego las escurrís muy bien.

Mezclá las espinacas con la ricotta, el queso rallado, el huevo y la harina de maíz. Condimentalo con sal y nuez moscada. Debe quedar una masa con cierta consistencia pero no demasiado seca.

En una olla tenés en ebullición abundante agua con sal. Formá bolas o pequeños cilindros con la masa, bien con las manos limpias o con la ayuda de dos cucharas, y pasalas por harina de maíz.

Todo listo para introducir los malfatti al agua hiviente; cuando floten en la superficie, retirarlos con ayuda de una espumadera para eliminar el agua sobrante. Servilos acompañados de la salsa elegida y poco queso rallado por encima.

¿Listos para comer?

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que querés requiere hacer cambios. Necesitarás relacionarte con la comida de una manera diferente. ¡Podemos facilitarte ese proceso!.

Te esperamos!!

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 .

O escribinos a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Seguí a @doctor_ugarte en Instagram … y sorprendete!

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los artículos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s