Una dieta equilibrada

Es la que tiene todos los nutrientes necesarios para una correcto funcionamiento de nuestra organismo y que permite prevenir enfermedades.

En los papeles sería una alimentacion que contiene estas proporciones:

  • Hidratos de Carbono (HC) 50 a 60 %
  • Proteínas (PR). 10 a 20 %
  • Grasas (GR)  20 a 30 %

Una dieta que saliera de estos márgenes seria:  “desequilibrada”

Por ejemplo »baja en HC« o »alta en PR«

Sin embargo esos números no consideran la calidad de los nutrientes. Es decir,una dieta puede ser equilibrada y peligrosa al mismo tiempo.

Veamos ejemplos

Dieta A-

Café con leche, tostadas con queso port salut y mermelada

Fideos con salsa bolognesa. Y un flan

Yogur con cereales y un café

Milanesas con puré. Queso y dulce

Dieta B-

Café, yogur con fruta fresca y avena instantánea. Nueces

Omelette de zucchini. Una fruta

Yogur y frutos secos

Ensalada. Pescado con verduras asadas.

Té o café

En ambos casos los macronutrientes estarán cubiertos, en cambio la calidad de los alimentos es muy diferente. ¿Es el equilibrio sinónimo de saludable?

Supongamos que tenés que comer una dieta de 2000 calorías. Equilibrada sería:

  • 50 % de HC
  • 20 % de PR
  • 30 % de GR

La distribución equivaldría a 1000 cal de HC; 400 cal de PR; 600 cal de GR

Como no es sencillo el cálculo para lo no entrenados, te lo llevo a gramos (te recuerdo que 1 g de HC son 4 calorías; 1 g de PR son 4 calorías y que 1 g de GR son 9 calorías)

Asi 1000 calorías de HC son 250 g; 400 cal de PR están en 100 g y 600 cal de GR son 67 g

Un poco más

Llevemos los gramos a alimentos. Siguiendo las tablas de composición de los alimentos averiguamos que nutrientes contiene cada alimento. Por ejemplo:

Un tomate mediano contiene:

6 g de HC; 1.5 g de PR; 0.25 g de GR

En tanto que unos 30 g de nueces contienen 

5 g de HC; 4.25 g de PR; 17 g de GR

Podés seguir el proceso con cada alimento hasta llegar a:

250 g de HC; 100 g de PR y los 67 g de GR

¿Sirve hacer estos cálculos?

Contar  nutrientes es aburridísimo, perdés el tiempo y te confundis en el camino. Podrías llegar a concluir que una manzana y un durazno son equivalentes a una gaseosa con azúcar, de acuerdo a su composición, y podrías intercambiarlos. ¡No debería ser asi!

La bebida ¡sólo tiene azucar!.  La fruta te aporta fibra, minerales y vitaminas.

Otro análisis requiere poner en consideración que así como no hay 2 personas iguales, no hay 2 frutas iguales. No son exactamente las mismas en su composición (solo muy parecidas) como las naranjas, españolas, israelíes y paraguayas.

¿Y nuestros requerimientos nutricionales?

Se estiman en base a medidas de aproximación (talla, peso, composición corporal…) y cuando ponemos un número, ponele que necesitás 2.000 o 2.075 calorías ¿Es tan importante la diferencia?

Además ¿cuántas calorías gastás?, ¿lo mismo que una amiga, haciendo el mismo ejercicio?. Andamos a tientas y corregimos según los resultados, no está mal hacerlo así.

Sin embargo hay casos en los que se justifica entrar en los detalles, pero para el común de los mortales basta saber los excesos y los habitos cuestionables nos hacen un daño constante. Para los que podemos ahorrarnos tanto número hipócrita.

No se justifica obsesionarte con los números, cuando no podés conocerlos, o si tuviste la oportunidad de hacer el conteo calorico preciso de una comida que luego remataste con un tiramisú, por favor!! .

Qué pasa cuando cocinaste un guiso lentejas con varios vegetales y otros ingredientes, luego repartidos a ojo en los platos de los comensales, ¿qué le tocó a cada uno?

El modelo numérico en el mundo de los alimentos

Nos enfrentamos a la comida, no a las matemáticas. La sugerencia es que te ocupés de los platos, de lo que ponés en ellos y con que frecuencia, en lugar de mirar detalles y proporciones que no hacen a la esencia del asunto.

¿De que depende una dieta »sana«?

Por supuesto: de los alimentos que la integran. Mensajes ambiguos como »moderación« y »podés comer de todo« generan confusión y arriesgan a las personas a subestimar la elección de sus alimentos.

Nunca es tarde para animarse a decir que hay alimentos saludables y otros que no lo son.

La nota se basa en apuntes que tomé del trabajo de Aitor Sánchez, nutricionista dietista, de su libro “Mi Dieta Cojea”.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso. 

¡Estamos aquí!.

Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los contenidos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s