SUGERENCIAS PARA GENTE QUE NO SABE COCINAR (parte 3 de 3)

No tengo gas”, “no tengo horno”, “la cocina está en obra por un caño roto”, “mi esposa  se fue a cuidar a su tía en Córdoba”, “me divorcié”, “estoy haciendo un posgrado y llego a medianoche”,”hace 3 meses vivo solo/a”. Son algunas de las frases que escucho como respuesta a mi pregunta: ¿quién se ocupa de la comida en tu casa?

Cuando le das la importancia que necesita, la comida sube puestos en tu escala de valores, y si la consulta de hoy está relacionada con los alimentos y tu salud, te anticipo que frente a cada justificación hay una alternativa para hacer (y comer) adecuadamente. Hay que expandir el horizonte culinario, permitirte otras observaciones y comprometerte (desde una cierta incomodidad) para llegar a geniales soluciones y tener una comida que te  agrade y proteja.

En esta tercer y última entrega de las sugerencias vas a encontrar opciones para hacer con tus “dificultades” algo diferente.   

Legumbres en conserva

No solo para consumirlas en verano en forma de ensalada con hortalizas frescas, sino porque sirven para enriquecer cualquier estofado de verduras (como el curry que ya vimos). Tenés opciones de enlatados de legumbres de excelente calidad que te facilitan la vida muchísimo. Va una  receta de garbanzos especiados, una fórmula que lo mismo sirve de primer plato que de aperitivo sano y se prepara en un pase de manos:

200 g de garbanzos de lata, peso escurrido

1 cda. de sal con hierbas

½ cda. de pimentón

1 cda. de cúrcuma

Un toque de pimienta

Aceite de oliva, 1 cucharada sopera.

Preparación

Escurrí bien los garbanzos del líquido de conserva en un colador.

Añadís las especias y corregís la sal, removés bien y servís.

Conservas de pescado

Ídem de lo dicho para las legumbres… un atún, una caballa o unas sardinitas te solucionan montones de comidas, acompañados de unas hojas de lechuga, rúcula o lo que se te antoje, encima de un tomate en rodajas… y lo preparás en nada de tiempo.

Huevos

Bati huevos y volcalos en una sartén antiadherente pintada con un poco de aceite, les podes añadir a tu gusto, desde trocitos de queso que se derriten,  hasta atún en conserva escurrido previamente para una suculenta tortilla de atún.

También podés preparar huevos en microondas que te sacan de un apuro o si tienes un problema con las sartenes. Cascás el huevo y ponés solo la clara en una cazuelita pequeña untada de aceite, lo pasás por el microondas 2-3 minutos -según la potencia, hay que ir vigilando-, bien tapadita, hasta que coagule la clara. Cuando esté casi a punto ponés la yema encima y le das otros 30-60 segundos de calor. Con estos huevos no pasarás a la historia de la gastronomía, pero….

El horno

El horno es una herramienta magnífica cuando no tenés experiencia y las hornallas te dan sudor frío. En cualquier caso es prudente usar unos buenos guantes para no quemarte; vas a lucirte haciendo comidas sabrosísimas  y con pocas complicaciones, como pollos asados o verduritas. Te cuento como:

Pollo asado a baja temperatura

1 pollo mediano

1 vaso de vino blanco

Sal al gusto

Salar el pollo limpio por dentro y por fuera. Depositalo en una fuente en la que no le sobre mucho espacio.

Volcás el vino en la fuente. Tapar toda la fuente con una lámina de aluminio de cocina, ajustándola a la fuente para que no queden huecos por donde escape la humedad.

Metelp en el horno previamente calentado a 120° y dejalo asar lentamente 2 horas.

Al cabo de ese tiempo, quitás el aluminio, subís la temperatura a 190° y lo dejás otros 30 minutos. Dale la vuelta al pollo y asalo otros 30 minutos hasta que esté doradito por ambos lados.

Volvé a tapar con el aluminio y dejalo reposar 10 minutos. La cocción a baja temperatura deja la carne muy tierna y no necesitás absolutamente ningún condimento más allá de los indicados.

Hortalizas al horno

1 zucchini gordo

1 berenjena gorda

2 papas

Aceite de oliva

Sal

Pintá con aceite una  bandeja de horno y calentá el horno a 180°.

Cortá las hortalizas en rodajas finas, con cuchillo o lo que  tengas, y distribuilas en la bandeja; pueden ir solapadas unas con otras. Regás con un chorro de aceite y salás.

Mete la bandeja en el y asás hasta que empiecen a dorarse por los bordes; las papas necesitarán más tiempo que el zucchíni y la berenjena, por lo que las podés meter en el horno antes.

Servilas amontonadas unas con otras, calentitas, solas o con un rico tomate.

Cocinar es salud, además de amor. Para cocinar primero es el amor, luego el arte y por último la técnica.

A cocinar!

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso. 

¡Estamos aquí!.

Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los contenidos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s