El Veganismo

No es una comida espantosa. No es una moda de veranito. Y no es necesariamente más saludable.

Un día de estos llegó Natalia a la consulta y me dijo que estaba pensando hacerse vegana. Cuando le pregunté ¿que es el veganismo?, me contestó era »no comer alimentos de origen animal«

Las leyendas más extendidas sobre el veganismo

Somos conscientes del desconocimiento popular sobre el veganismo en general y sobre nutrición vegana en particular. Hay mucha información, hay muy pocos sitios donde esté bien explicada.

El Día Mundial del Veganismo se celebra el 1 de noviembre, fecha de la fundación de la Vegan Society de Inglaterra en 1944.

¿Qué la diferencia del término «vegetariano»?

Lo cierto es que cuando alguien se autodefine como «vegetariano», habitualmente se refiere a que es ovolactovegetariano. Comúnmente un vegetariano es aquel que no consume carnes ni pescado, pero sí huevos y lácteos.

¿Qué significa ser vegano?

Un vegano es una persona que ha decidido no consumir, utilizar ni explotar a los animales de forma alguna. En ningún ámbito y en ningún momento. Es un término en disputa, lo podés ver catalogado como dieta, también como estilo de vida, como postura ética o política. Seguramente las dos últimas sean las más acertadas.

Las primeras generaciones educadas en el veganismo están ahora creciendo y no son muy numerosas, así que la mayoría de las personas veganas fueron criadas como no-veganos.

Hay tres grandes motivaciones, que luego sirven para clasificar erróneamente a los veganos:

• Animalismo. Te mueve la compasión por los animales.

• Ambientalismo. Querés salvar el planeta de la degradación provocada por los humanos.

• Dietética. Te preocupa tu salud y querés comer mejor para sanarte o sentirte super.

Las razones raramente son únicas, pero seguro que se encaja mejor en una que en otra. Sin duda, también hay otras más personales. Aunque el veganismo va mucho más allá del contenido de la heladera, es habitual que se comience a eliminar la carne del menú poniendo peros a lo qué comes e investigando cómo llega la comida a tu plato.

El veganismo es una dieta

El veganismo no es una dieta, aunque la comida es la parte más visible, más práctica y más efectiva del veganismo. Es lo que lleva a que la mayoría de la gente y los medios de comunicación, se queden solo con la superficie. Hasta pueden creer que es una dieta hipocalórica para estar delgado o hacer detox como las celebridades de cine y TV.

El interés por el medio ambiente y el veganismo no se entienden el uno sin el otro.

Hay que comer cosas rarísimas

Claro que no: frutas, hortalizas, cereales y legumbres que todos comemos son lo más vegano que puede encontrar.

El veganismo es una moda simpática

Ni de cerca. Hay famosos que te venden un plan de 20 días de dieta vegana super detox. Eso no les convierte en veganos. El pavote de Instagram que hace yoga, es físicamente perfecto y siempre come tachos enormes de ensaladas con ingredientes que no conseguís ni en Mercadolibre, apuntalan la imagen irreal e idílica del veganismo inalcanzable, reducido a lo alimentario y relacionado con un físico perfecto:  es reduccionista y apunta a un elitismo.

Comer vegano es más caro

Una comparación directa entre el costo de una alimentación y el del resto de los no veganos nos dice que si comés normalito, cocinando vos los alimentos desde cero, es hasta más barato. Si empezás a añadir procesados de buena calidad, los precios se disparan: los que están bien son carísimos, porque tanto la materia prima como los procesos que utilizan cuestan mucho dinero. Hay que laburar en la cocina con esfuerzo y conocimiento.

Y es aburrido

Comer vegano solo es aburrido si no sabés cocinar, igual que comer en general. El reino vegetal te ofrece suficiente variedad como para que una vida vegana sea entretenida, pero necesitás tener ciertos saberes culinarios. No sólo es importante tener a mano materia prima variada, sino también dominar las técnicas de cocción que te ayuden a sacar lo mejor de ella.

Otro problema en el mundo vegano y el de la alimentación saludable en general, es obsesionarse con un alimento y consumirlo en grandes cantidades porque “es bueno”. Por ejemplo la quinoa, de la que hay fanáticos se meten platazos creyendo que “tiene proteínas”, cuando no tiene tantas, y tampoco necesitás todo el carbohidrato que también tiene. Si la comés, combinada con garbanzos, mejora, y si agregás verduras frescas o cocidas o congeladas, bien condimentadas: tenés una excelente comida.

Todos los veganos comen sanísimo

El veganismo en principio no es una cuestión de salud: es la intención de no dañar, explotar o aprovecharse de los animales. Así que podés ser vegano y comer solo papas fritas y fideos, serás una persona vegana igual. Por eso se habla de veganismo saludable, y no solo en la alimentación sino también en el ejercicio físico.

Otra cosa que pasa con frecuencia es que la gente consume alimentos ultraprocesados en la versión vegana y creen que así es más sano. Y puede incluso ser lo contrario: las salchichas veganas son un ejemplo concreto de cómo hacer un mal producto vegano: son un desastre. Pero claro, para leer su lista de ingredientes y entenderla, tenés que tener ciertos conocimientos que no todo el mundo tiene.

Es fácil dejar de consumir animales y lácteos

El pan tan tentador del restaurante puede contener un lácteo. Al hummus más de una vez le ponen yogur. Así la tarea de descarte es casi infinita cuando se come fuera de casa.

Los veganos no necesitan suplementos

Esto es falso y peligroso. Si solo te alimentás de vegetales siempre tenés que suplementar tu alimentación, por lo menos con vitamina B12. Para eso están la ciencia y los laboratorios, Los veganos corren riesgos nutricionales, ya que el intestino humano no absorbe bien el hierro de origen vegetal

Uno se hace vegano de un día para otro

Si querés hacerte vegano de un día para otro, te deseo buena suerte, tendrás que tomar muchas decisiones y gastar dinero. Para hacerlo de golpe tendrías que tirar toda tu casa a la basura, en plan Marie-Kondo vegano radical y después buscar la manera de reemplazarlo todo (en algunos casos no lo vas a lograr nunca).

ALGUNOS ALIMENTOS QUE NO DEBERÍAN FALTAR EN CASA DE UN VEGANO

Legumbres de lata o secas: si las cocinás vos, prepará de más y congelá porciones.

La verdura congelada está muy bien y un buen recurso para tenerla siempre a mano y usar la cantidad que necesites mientras el resto se sigue conservando en perfectas condiciones, algo especialmente útil cuando vivís sola o sos el único vegano de la casa.

Frutas y hortalizas de larga duración y de temporada, como pepino, tomate, lechuga, cebolla, calabaza o zucchini  las vas a consumir cada día.

Frutos secos, para añadirlos a desayunos y platos en general, tanto como para picar.

Especias, todas las que se te puedan ocurrir. No hay plato aburrido si está bien especiado.

Aceites aromatizados que podés hacer en casa y darle sabor a ajo, picantes, hierbas y un montón de cosas más.

Esta nota está basada en un reportaje a Marta M Canal, autora del blog Mi dieta vegana

Finalmente

En estos tiempos me decidí a tratar de comprender a las personas que eligen comer diferente. Porque es una elección personal, con todo derecho. Un vegano no tendrá, por su alimentación, mejor salud que alguien que no lo es.

La tarea de los médicos y nutricionistas es interesarse por los motivos de la decisión, sin cuestionarlos, solo para ayudar al entendimiento, al manejo de los alimentos, a asegurarnos que la información no les falte al momento de seleccionar comidas y nutrientes. Así como a pedir periódicamente exámenes de laboratorio para constatar que todo está en orden y cuando corresponde indicar suplementos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s