De repente el jardín de mi vecino es más verde

Cuando nos cruzamos con una persona conocida o con sus fotos en instagram y vemos que en poco tiempo bajó de peso, solemos cuestionarnos ¿por que yo no puedo lograrlo también? ¿cómo lo hizo? ¿le pido la dirección del lugar a donde fue?

Verás que una mirada “superficial” al verde jardín de tu vecino puede ser peligrosa, en mente y cuerpo.

Regular el peso corporal mediante el control de la alimentación, se conoce como “seguir una dieta”, “hacer dieta” o “estar a régimen”, acciones que llevan adelante (repetidamente) personas que reciben el calificativo de “dietantes”. La paradoja es que las dietas seguidas para perder peso sean la causa de volver a ganarlo una y otra vez.

Un articulo del Journal of the American Dietetic Association de 2006 advertía que ponerse a régimen se asociaba no solo a ganar peso, sino también aumentaba el riesgo de sufrir trastornos de la alimentación. La investigación constató que los adolescentes con exceso de peso que se ponen a dieta al cabo de cinco años casi siempre pesaban más que antes, en comparación con quienes no siguieron ninguna dieta. Es el llamado “efecto rebote”.

¿Porqué?

En 2007 Chaston y colaboradores observaron que si la dieta que se ha seguido es muy baja en calorías, la pérdida de masa muscular puede ascender hasta el 37% !! del peso perdido, sobre todo si no se aumenta la práctica habitual de actividad física (y es lo que sucede en la inmensa mayoría de los casos). Esta pérdida de músculo hace que tu cuerpo gaste menos calorías (disminuye la “gasto metabólico”), porque mantener la masa muscular te requiere más inversión de energía que conservar la masa grasa.

Así, aunque seguir una dieta restrictiva puede hacer que pierdas peso a corto plazo, en el largo plazo es posible que acabes pesando más que antes. Y cuanto más “extrema” sea la dieta (si si, esas que bajás muchos kilos por mes) mayores serán las posibilidades de aumentar de peso. Hay mecanismos biológicos que lo explican. Uno de ellos es que tu cuerpo pasa a gastar menos calorías para mantener las funciones vitales, por lo que cuando retomás una alimentación normal (que tendrá más calorías que la “dieta” restrictiva), empezás a ganar peso de forma paulatina pero inexorable.

También se constató que perder peso haciendo una dieta muy baja en calorías se traduce en una disminución desproporcionada en la “termogénesis adaptativa”. Es decir, el cuerpo se vuelve más ahorrador y buena parte de las calorías consumidas a partir de entonces acabarán en tus reservas de grasa. Esta desproporción se mantiene hasta un año después de finalizada la dieta.

Recuperar la grasa perdida es fácil

Porque los adipocitos (células grasas) no desaparecen, solo “adelgazan”, para engordar con facilidad al mínimo “despiste”. Sin embargo, recuperar la masa muscular es un tema más difícil. Requiere un esfuerzo que pocas personas están dispuestas a asumir. En un estudio de 2011 en la revista American Journal of Clinical Nutrition, se observó que por cada kg de grasa perdida gracias a la “dieta”, desaparecían 260 gramos de masa magra (músculo!). Sin embargo, después de un año, por cada kg de grasa recuperado solo se ganaban 120 gramos de masa magra, menos de la mitad de los perdidos.

Nota inspirada en un articulo del nutricionista Julio Basulto para Eroski Consumer

Estos datos nos facilitan la comprensión de lo que ocurre con las dietas para adelgazar y lo decepcionante que resulta el análisis de las estadísticas (la tasa de fracasos es abrumadora). Insisto en advertirte que ver que alguien bajó de peso (el jardín de tu vecino) no necesariamente es un éxito (ojalá lo fuera). La GRAN mayoría de las personas que bajan de peso (cuanto más rápido peor) rebotan a su peso anterior o a uno superior.

Tenemos otra manera de hacer perder peso a las personas. Con expectativas racionales. Alejados de la magia y el desencanto.

Pronto

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso. 

¡Estamos aquí!.

Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s