El Poder de la Sandía

Recuerdo que hace unos años estaba en una entrevista con una paciente de primera visita, su intención era adelgazar. A medida que avanzaba la charla me daba cuenta de su inquietud, entonces le pregunto si estaba todo bien, y me dice –Doctor, ¿voy a poder comer fruta? – Si, por supuesto, la tranquilizo. – Ah que bien, ¿y sandía también se puede?. Si claro. (pero faltaba una pregunta más). –Disculpe, ¿Cuántas puedo comer por día?
Me quedé sin respuesta, y ahora no recuerdo como salí de la situación. Lo que si entendi, para siempre, es que no debo dar por nada sabido. Hay que preguntar hasta los detalles. Te vas a sorprender cada tanto.

Hablemos de la sandía

watermelon2

La sandía es una fruta típica de ésta época calurosa. Es refrescante, dulce y sabrosa: junto con el melón es la reina de las frutas del verano.

La temporada de sandía no es muy extensa, así que conviene aprovecharla. Es una fruta que se limita al uso casi exclusivo de postre, ya que cortada en rebanadas o cubos se estropea rápidamente y la pulpa se vuelve acuosa y harinosa.

Las piezas son en general de gran tamaño, pueden alcanzar hasta los 10 kilos de peso. Se corta facilmente, no necesita ser pelada, un alivio para los perezosos de la fruta.

Su elevado aporte de agua (90% de su peso) la convierten en una gran hidratadora, y por tanto, en una fruta especialmente indicada para niños y adultos mayores, un tanto reacios a tomar suficientes líquidos. Da placer disfrutar su sabor refrescante, dulce y tentador.

El mito de la mezcla con el vino.
NO ES VERDAD. En general, resulta fácil de digerir, aunque puede resultar un problema EN CIERTAS PERSONAS cuando la consumen después de las comidas, debido a que su elevado aporte de agua diluye los jugos gástricos y retrasa la digestión de los alimentos.

Propiedades nutricionales

Valor calórico: Aporta muy pocas calorías dado su elevado contenido en agua, una porción de 150 g son unas 45 calorías
Es una fuente moderada de licopeno, substacia con propiedades antioxidantes, además reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer, especialmente próstata.
Es una de las frutas menos abundantes en potasio.

Dicen los buenos consumidores

Para poder saber si está a punto, es preciso fijarse en el peso. Una sandía madura es más pesada. Debe tener un círculo amarillo debajo, donde tuvo contacto con la tierra. Si está de color blanco o verde, todavía no está lista para consumir. Y por último, al golpearla con un dedo (toc toc!) debe sonar a hueco, ésta es la señal de óptima maduración.

Choose-Fruit-Step-23

Se conserva en buenas condiciones a temperatura ambiente sin abrir unos 30 días y una vez abierta, conviene guardarla en heladera tapada con un film para que no se reseque, un máximo de 7 días.

A disfrutarla que se termina

DoctorUgarte

Visitanos en Austria 2469 PB. CABA. Argentina
Comunicate al TE 54 11 4801-0063 o a turnosugarte@gmail.com

En Instagram nos encontrás como @doctor_ugarte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s