Cómo cocinar Quinoa

Confieso que me preocupan las modas dietéticas. Los profesionales de la Nutrición debemos saber de cuestiones técnicas y también aprender a mantener distancia de los alimentos rápidamente “endiosados”, que aun siendo buenos productos, y con características elogiables, son uno más del grupo. Y no un »elixir curalotodo«. De algún modo busco evitar falsas expectativas.

La quinoa ha resultado un alimento conquistador, algo sobrevalorado. Es un cereal de grano entero y por supuesto que tiene propiedades nutricionales valiosas y un agradable sabor, así le resultó sencillo conseguir ingresar a nuestras recetas.
Tenés que saber cómo cocinarla. Por eso hoy, vamos a hablar de como prepararla en casa.

Primer paso. A lavar Quinoa

1

Vas a lavar la quinoa antes de cocinarla para eliminar la saponina que contiene. Una gran diferencia en la preparación de la quinoa, respecto del arroz y otros granos, es que ésta necesita ser lavada en agua antes de cocinarla para eliminar las saponinas naturales que cubren la semilla. Las saponinas contribuyen a la dureza natural y al aguante demostrado a través de los siglos de la quinoa, pues actúan como pesticidas naturales durante su desarrollo, protegiendo la cosecha de aves e insectos.

La mayoría de la quinoa que se vende ya está lavada pero es probable que queden algunas saponinas residuales. Será suficiente con dejar que corra algo de agua entre la quinoa usando un tamiz o un colador y frotarla con los dedos para eliminar los residuos que queden. Si no retiramos el exceso de saponina lo más probable es que el cocinarla resulte un poco amarga… ¡y no queremos que una pavada como esta nos arruine una comida bien elaborada!), con un enjuague de unos segundos bajo el chorro de agua fría, veremos que hace espuma. No se debe dejar en remojo más de unos minutos pues la saponina se despositaría en su superficie y no lograríamos eliminarla.

Y listo, seguimos

Segundo paso Al agua

Una vez que la lavaste, la colás muy bien y la colocás en una olla con 1 parte de quinoa por tres partes de agua hirviendo y sal a gusto. Es decir que si vas a cocinar una taza de quinoa, necesitarás agregarla a una olla que contenga tres tazas de agua hirviendo y sal.
Si querés, tambíen podes reemplazar el agua por caldo para darle un plus de sabor, eso sí, el caldo que sea casero, y sabroso. En ese caso las proporciones son las mismas que si usás agua.

Tercer paso. A cocinar

Para cocinarla tapá la olla y llevala a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que el grano se convierte en transparente. Te recomiendo que la retires del fuego cuando esté al dente, de la misma manera que con la pasta (de esta forma vas a descubrir además del buen sabor de la quinoa una textura particular). El tiempo perfecto de cocción se alcanza cuando cada grano de quinoa ha doblado su volumen y libera su germen blanco.

maxresdefault

Es el momento de retira la quinoa de la olla y de utilizarla para tu receta favorita.
Por ejemplo, para salteados al wok, como acompañamiento de carnes mezclada con hortalizas o salsas, en hamburguesas vegetarianas y también queda sorprendente en ensaladas.

DoctorUgarte

Contacto: eldoctorugarte@gmail.com
Consultorio: Austria 2469 PB. CABA. Argentina
Turnos: 54 11 4801-0063 o a consulnutricion@hotmail.com
En Instagram nos encontrás como @doctor_ugarte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s