Saber cocinar y buena salud

el

Elegir bien cuando se hace la compra y saber usar bien los productos adquiridos es indispensable para comer bien. Sin embargo, en ocasiones esto no ocurre, porque se desconoce cómo hacerlo y en otras porque parece que no se puede.
La cocina tradicional, de estofados y pucheros, cedió espacio a una alimentación más industrializada y para nosotros menos recomendable. En especial, entre los adultos jóvenes.
Los alimentos “preparados”, son comidas hechas a partir de materia prima desconocida, de calidad siempre sospechada, con una mayor carga de grasas.
Por ello, te sugerimos adquirir y/o proponemos mejorar tus habilidades en la cocina para comer más saludablemente. También deberás planificar y diseñar un menú variado, para no aburrirte. No importa que seas hombre o mujer, la habilidad, como la capacidad para aprender no reconoce sexos.
La responsabilidad de cocinar debería una tarea compartida. Cuando llegás de trabajar y tenés que arrancar de cero, ¿te tienta llamar al delivery?. Sin entusiasmo y sin ayuda, HAY QUE RESISTIR!.
Uno de los principales errores en la cocina es dejarse llevar por la comodidad
En casa todos trabajamos… ¿Llegar y ponerte a cocinar? Uy NO!!! Hagamos algo rápido: Un error evitable. La comodidad también puede significar reducir al mínimo el esfuerzo físico y mental que se necesita para la preparación de los alimentos. Y no es tan complicado, solo tenés que salir de tu zona de confort un rato y luego lo vas a disfrutar

5 Ideas para retomar el gusto por la cocina
1. No deseches ninguna opción, buscá equilibrio entre: usar buenas materias primas básicas, los avances tecnológicos para cocinar (microondas-freezer) y los productos “listos para comer” ocasionalmente.
2. Aprendamos de madres y abuelas las recetas de toda la vida, que no se pierda la tradición culinaria de cada familia, de cada país de origen.
3. Promovamos la horticultura en las escuelas y/o las clases de cocina. Son iniciativas, muy aprovechables en un ámbito escolar, la duración también es importante: son más eficaces los programas que duran, por lo menos, un año.
4. Usemos el freezer y los “tuppers” para tener platos de reserva. Se puede cocinar el doble de cantidad cuando hacés un buen plato y guardás una parte para mañana o la semana siguiente.
5. Todos los miembros de la familia deben colaborar, de acuerdo con su edad, conocimientos y habilidades, en la compra, preparación de alimentos, poner la mesa y limpiar la cocina.

Prepará un buen plato, elegí bien tus alimentos. Si te lo proponés, tus comidas mantendrán tu salud y la de tus seres queridos!!

DoctorUgarte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s