Comida Rápida con un sándwich “Al Uso Nostro”

¿A que pensás que un sándwich engorda o que está prohibido para personas que tienen diabetes. Si?, Bueno No!, al menos en muchos casos. Te voy a demostrar que hay un buen sándwich para cada ocasión.

Y claro, no será cualquier sándwich. Aunque 2 rodajas de algún tipo de pan definen el concepto “sandwich”. Luego lo que pongas entre ellas determina el producto final.
Veamos: tenés que cubrir proteínas, en la heladera podés encontrar un resto de pechuga de pollo, los finales de un peceto o colita de cuadril que fue bien recibido en su momento y haces unas fetas. ¿No te quedó? Ok, vamos por un huevo duro, o te abrís un lata de atún al natural (usas la mitad, y bien escurrida).
Luego te dedicas a hacer capas con hojas de alguna lechuga (queda más lindo cuando usas distintas texturas y colores), tomate en rebanadas, pepino, aros de cebolla morada, ralladura de zanahoria, o lo que tu imaginación y disponibilidad dispongan.
No te queda seco si lo preparás con tiempo y lo envolvés en un film.
Es poco calórico por NO tener queso, ni fiambre, ni cuerpo graso (mayonesa out). Si no tenés que vigilar tu peso, te recomiendo una untadita con un aceite de oliva extra virgen.
Acompañalo de agua o bebidas sin calorías y como postre: una fruta, listo.
Un sándwich para no saltear el almuerzo bajo ninguna excusa

A comeeer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s