La Diabetes al Volante

El escritor norteamericano Paul Auster, autor de grandes libros como “La invención de la Soledad”, y que creo no tiene diabetes, contaba en una de sus autobiografías la historia del día en que de regreso a su casa, luego de un largo viaje, había omitido orinar luego de la última parada para cargar combustible. El caso es que a 5 km de llegar, el deseo de evacuar la vejiga era imperioso y tenía que decidir entre parar en una cafetería (era de noche y tarde) o aguantar un poco más hasta llegar a casa. Optó por continuar. En silencio su esposa cabeceaba a su lado y su hija dormía en el asiento trasero. A 20 metros de un semáforo la luz se pone amarilla, entonces acelera, la luz se pone roja a 5 metros y en la bocacalle es embestido por otro vehículo que en velocidad encontraba luz verde por su derecha. El automóvil de Auster volcó, su esposa sufrió una fractura ósea, él lesiones superficiales y la niña, ilesa por estar atada al cinturón de seguridad.
El cerebro utiliza funciones automáticas que no solo facilitan nuestra vida, sino que la hacen posible. Ya que si tuviéramos que pensar cada vez que levantamos un tenedor para llevarlo a la boca o si pongo el cambio en la segunda o la cuarta marcha, la vida sería como un calvario.
En la Diabetes ya sabemos que una complicación frecuente es la hipoglucemia. Si el cerebro no tiene la glucosa suficiente entra en crisis. Una persona al volante de un vehículo, estando en hipoglucemia, comienza a perder control de sus funciones cerebrales conscientes y automáticas.
Una emergencia física puede condicionar un error, como el caso del escritor. Una hipoglucemia no te da la oportunidad de elegir. Si tenés diabetes el accidente es un riesgo a considerar, cada vez que arrancás el auto.
Como Prevenir Accidentes
1. Si tu tratamiento es sólo dieta, o dieta más metformina o pioglitazona. No hay riesgo de hipoglucemia (mejor dicho es excepcional)
2. Si tomás medicación oral, distinta o asociada a las que te mencioné en el punto 1, tenés cierto riesgo y por lo tanto es prudente no iniciar viajes en ayunas o sostener la conducción del vehículo por mas de 3 horas sin reponer algún alimento que aporte glucosa (Fruta, pan, etc.)
3. Si tu tratamiento incluye insulina, seguro realizás monitoreos de tu glucemia. En ese caso, además de la recomendación anterior, por favor controla tu nivel de azúcar antes de arrancar el motor. Si está debajo de 100 mg, comé algo y esperá 10 minutos para salir.
4. Si tenés la sensación de estar con el azúcar bajo, detené la marcha y si es posible, controlá la glucemia, y en cualquier caso comé o bebé algo que contenga azúcar antes de reemprender la marcha.
5. Si tenés hipoglucemias frecuentes o erráticas, sin aviso previo y pese a tomar tus recaudos. Lo lamento, pero tenés que considerar no conducir.

Uno cree que lo puede todo y tener el control de la situación, pero la enfermedad no hace concesiones, ni es inteligente.
Inteligente y responsable sos vos. Diversos estudios demuestran que las personas con diabetes que conocen bien su patología y llevan un control adecuado de la misma no tienen por qué verse implicados en un número mayor de accidentes de tráfico. Un comportamiento responsable, permite vencer sin mayores problemas las complicaciones que la diabetes puede traer consigo a la hora de realizar un viaje en coche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s