Consejos prácticos para seguir una dieta equilibrada

el

Una dieta equilibrada es la que tratamos de instalar en tu mesa, con nuestros buenos consejos. Vamos al grano, buscamos eliminar conceptos equivocados. Luchar contra los mitos y las falsedades, ya sean con intereses comerciales o por una tradición oral, nunca antes cuestionada. Vamos a hablar de las evidencias, no de las ilusiones, por mas atractivas que éstas resulten.
Los buenos alimentos potencian el buen funcionamiento de tu organismo y previenen las enfermedades relacionadas con la alimentación, como la obesidad y muchas enfermedades cardiovasculares.
Aqui voy a responder 2 preguntas clásicas del consultorio:

1. ¿Si me salteo comidas o no ceno me puede ayudar a adelgazar?
No hay ningún estudio que demuestre que saltarse alguna comida pueda ayudar a adelgazar. A pesar de que la base de cualquier dieta baja en calorías para el control del peso corporal es reducir la ingesta calórica, no está recomendado saltarse comidas para conseguirlo. Lo recomendable es comer con regularidad horaria, no pasar de largo comidas y repartir la ingesta durante el día, así logramos mejor control del hambre y la ansiedad.

Saltarse comidas puede favorecer que tengamos mucho mas apetito antes de la siguiente y, por consiguiente, que acabemos picoteando alimentos no recomendables (galletitas con queso, snacks de copetín, etc). No cenar puede hacer que a la noche consumas una golosina o te despiertes en medio de la noche dispuesto a ir a la heladera a ver que hay. No merendar puede hacer que cometamos un desatre calórico en la precena.

2. ¿Cenando solo fruta o cafe con leche y galletitas, me ayuda a bajar de peso?
La cena es la última comida del día y no debe ser una comida copiosa y abundante, sobre todo si vamos a acostarnos inmediatamente después de ella. El control calórico de la cena es importante si queremos adelgazar. No obstante, sustituir la cena por algún alimento concreto -como fruta o leche con cereales-, puede contribuir al desequilibrio de la dieta e incluso a un aporte excesivo de calorías en ella.

Para hacerse una idea: un tazón de fruta, con una banana, 200 g de uva y una perita, puede tener unas 400 kcal, más de las que podría tener una ensalada de hortalizas con un huevo duro. Lo mismo puede pasarnos si sustituimos la cena por un tazón de leche con cereales o galletitas. Si controlamos bien las cantidades, una taza de leche semidescremada con 30 g de cereales aporta unas 200 kcal, pero si sustituimos la taza por un tazón grande, el aporte calórico puede rondar las 400-500 kcal; de manera que estaremos ingiriendo lo mismo, o incluso más, que si hiciéramos una cena equilibrada.

Además, sustituir una cena bien programada por estos alimentos te hace disminuir la ingesta de hortalizas y fruta y, por tanto, el consumo de fibra dietética, lo que podría aumentar el riesgo de constipación. También puede provocar que se reduzca la ingesta proteica, o de hierro y en personas muy mayores, una disminución de la masa muscular. Así pues, saltarse comidas o desequilibrar la dieta no ayuda a adelgazar, ni a llevar una vida más sana.
– doctorugarte.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s