De la Pirámide Nutricional a Mi Plato

Mi Plato-Harvard
Con el interés en la educación: para comer mejor. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), por su sigla en inglés, publica la primera »guía nutricional« en 1904: Principios de nutrición y valor nutritivo de los alimentos. Fundamentado en proporcionalidad y moderación. A partir de allí las indicaciones se fueron actualizando. En 1950 aparecen los 4 grupos básicos (Lácteos, Hortalizas y Frutas, Carnes, Cerales y derivados). Desde 1980 se legislan y cada 5 años deben aparecer nuevas guías generadas por un comité de expertos. La última es de 2015.
Paralelamente se genera en 1992 una imagen que permitiría expresar las recomendaciones en proporciones representativas: nace la Pirámide Nutricional, con 5 grupos de alimentos, cereales mas farináceos en la base y grasas-azúcares en el pico. Seguro la viste en los paquetes de pan o de fideos. Parecía la gran cosa, pero no funcionaba para el fin con el que se creó, era confusa. La base en hidratos de carbono, con tanta obesidad en las poblaciones urbanas ya era cuestionable. Las sugerencias de raciones nunca llegaron a ser claras. En 2005 se intentó mejorarla, como »Mi pirámide«, cambiando de barras horizontales a cuñas desde el pico a la base, mas una escalera en el borde izquierdo, donde una persona está ascendiendo, como incentivo a la actividad física cotidiana. Se apoyó en un sitio web que personalizaba indicaciones segun cada individuo. Aun asi, continuó confusa e ineficaz, complicada para visalizar las porciones e intentaba comunicar demasiados datos sobre la nutrición a la vez.
En 2011 el USDA despide a la pirámide alimentaria e introduce un nuevo símbolo, llamado “Mi Plato”, intentando demostrar que comer bien no tiene que ser complicado. Mi Plato es un simple círculo dividido en cuatro partes que contienen frutas, vegetales, proteínas y granos. Viene acompañado con un vínculo a un sitio de Internet: https://www.choosemyplate.gov/multilanguage-spanish
Allí se ofrecen herramientas interactivas para ayudar a los consumidores a controlar su peso y manejar su plan de actividad física.
Entre otros cambios, el nuevo símbolo ya no hace referencia al azúcar, la grasa o los aceites. Además, la antigua categoría de “carnes, huevos y legumbres” ahora se llama simplemente “proteínas”. Personalmente me parece que cuanto mas sencillo, mejor se entiende.
En la próxima entrada les cuento como se adaptó la Argentina a este proceso de cambio, en la manera de recomendar la alimantación saludable.
Mi pirámide
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s